Menú Cerrar

A mis héroes

Foto: Archivo Web

Con colores y pinceles vi a muchos estudiantes dibujando consciencia, pocos no eran, sino miles de jóvenes trazando libertad. Sus espíritus eran  indoblegables, el  pincel mojado de colores esperanzas. No obstaculizaba al que anda por inercia, más bien les mostraba señales, símbolos de bienestar, de libertad e ímpetu cívico.

Pude ver todo, y sentía paz, los rostros de cada joven que pedían en cánticos armónicos, elecciones, comida y seguridad. Los observé cantando el himno con pasión y presentando sus cuerpos dibujados de balas, de sangre, de aliento.

Los invisibles, los pocos fueron otros, los que se titulan Colectivo Fruto Vivas y destruyeron con violencia, rabia y odio. Y también quienes cerraron sus puertas y observaban temerosos, como si sus manos no sirvieran en esta lucha; esos si eran pocos.

Estoy orgulloso de mis adorados estudiantes. Quien suscribe estará eternamente acompañándolos.

Foto: Archivo Web

En mi país no hay soledad única, porque hay soledades en conjunto. Hay vacíos que se acompañan en horizontes tenues, y silenciosos. Las risas se esconden en las gargantas asfixiadas, y cuerpos a la deriva.

Esto que escribí es una insistencia…, es un soplo que expreso, porque al pedir construyo el comienzo al final de este camino; donde esperaremos, donde comenzaremos.

… Sigamos luchando.

Escrito por Jhon Romero.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *