Menú Cerrar

El Espejo, Hombres Nuevos

Foto: Archivo Web

Ya no hay más nada que mirar, cuando la crisis te hace bien. Así sonreímos algunos venezolanos, los obesos de ego y de grasa.

Los que usurpan nuestra nación venezolana y todos los que le sacan provecho; dólares, euros, CADIVI, contratos, arroz, mercal, gasolina, oro, y perversidad, conscientes e inconscientemente se convierten en cómplices, aunque se crean parte de la solución. Aunque hablen como víctimas y desangren a los inocentes.

Los cómplices escatiman para revender la vida, cuando se trata de servir a la estética del mercenario. Esa que sembró esté régimen, a los regímenes de revoluciones delincuenciales, que enterró al cafetalero, al maestro, al policía, al militar de convicción, al obrero y al músico de humanidad.

Una teoría vendió engaños, para crear un hombre nuevo, lleno de mañas, y trampas…, un hombre que mira al espejo y ve bondad, ve “emprendimiento” y a su cuenta llega el resultado de lo proscrito, del hambre, del totalitarismo, de la corrupción.

Hay quienes quiénes les resbala el partido, el condominio y la junta de padres y representantes. No va a la marcha del maestro y en una conversación cualquiera solo escupe su lastima.

Hay quien en el espejo ve un ejemplo, pero detrás de él tiene al tirano anunciando la graduación del nuevo hombre, de los hombres nuevos; y él es uno de ellos.  Lejos de eso, debe renacer Venezuela.

 

Escrito por Jhon A. Romero.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *