Menú Cerrar

Venezuela: Buenas noticias vendrán

Familia, arte, política y academia. Son rincones de contradicciones sublimes; espacios de amor y odio. Son fuentes de motivaciones, y razones de país. Es socializar con las entidades del futuro, la esperanza humanizada. Cuando hablo de esto, pienso en Venezuela, y generan en mí; ansias por defender el rincón de mi gente.

El amor y odio se convierte en una cotidianidad cómplice; y en algunos días, en efecto, una tormenta de sentimientos. Vale la pena seguir luchando en contra de quienes personifican el interés hegemónico, y vale más la pena, defender la convicción y el respeto por nuestra nación.

Los corruptos en mi país son más de los que conocemos. Aquí falta gente que se llenó los bolsillos con el erario público, dejando al venezolano sufriendo penurias.

Jamás me rendiré. Dios concede la victoria a la perseverancia y a la constancia de las almas nobles. Por eso, quiero saludar con orgullo la unión popular, y aplaudir la convicción de paz como la razón cívica de nuestro pueblo venezolano, que con más cariño los abrazo, porque destituye a quienes una vez les dio la oportunidad de gobernar y terminaron desbancando la nación.

El espíritu democrático del venezolano es inmenso, por eso vamos por el buen camino. Vamos hacia el derrocamiento de este régimen corrupto, y el alzamiento de un equipo diverso, e inteligente, sensible y progresista. Vamos hacia una Venezuela de verde esperanza, con voluntad y con justicia de acción demócrata, de nuevos tiempos, pero sobre todo; aliada como bravo pueblo.

Venezuela de la unidad, de libertad y equidad. Aquí estoy, como dijo una vez Pedro Camejo; alzando siempre mí voz de protesta. Y a todos aquellos que se sientan representados por mí -en lo que digo- expreso una vez más que; buenas noticias vendrán. ¡Gloria al Bravo Pueblo! Basta de hambre, basta de dolor, de muertes, y de atropellos. Basta de lágrimas y divisiones. En Venezuela está por llegar la paz, las risas, las alegrías, los sueños, el trabajo, la equidad y la seguridad.

Al final de esta lucha por la libertad de los venezolanos, diré: ¡Valió la pena!

Foto: Archivo Web

Escrito por Jhon A. Romero.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *