Menú Cerrar

La muerte es el modelo de país en Venezuela

Foto: Archivo Web

Ayer hable del miedo, sí, de un miedo latente. En Venezuela las horas son oscuras. Los minutos en mi país son de eternidad. Acá el asesino gira alrededor de ti en círculos.

 

La muerte como idea de país. La humillación es diaria, a cada segundo y se hace parte de lo normal.

 

Al concejal Fernando Alban lo mataron, como mataron al viejito inocente de la Ruezga, que salió de madrugada para el trabajo. Salió cansado y murió congelado por la maldad. Si, porque después el señor estando en edad avanzada tuvo que volver a trabajar, y fue allí donde el verdugo lo terminó de hundir.

 

La Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalística CICPC, matan, como orden de una idea … el madurismo mata por ideología, es decir; sus ideas sistemáticas de la política nacen de la muerte como instrumento. Novelar la muerte con el Socialismo comunista, es eso, meterse en sus ideas de país.

Ahora, estoy en esta, mi oscuridad, pensando, temiendo, y reflexionando. Huyendo a mi lugar de trabajo. Porque huir a trabajar es aspirar ansiosamente el cambio, correr hacia la solución inquebrantable del principio orientador.

Considero que mi muerte y la muerte de los venezolanos debe ser natural. No una ideología.

 

Escrito por Jhon A. Romero.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *